Mi entrada en el mundo de la ilustración gráfica empezó a finales de 2003 (ni siquiera había terminado Bellas Artes) con pequeñas colaboraciones para relatos y revistas. Mi primera oportunidad de realizar un trabajo “real” vendría un año más tarde, de la mano de una gran escritora y amiga MJ Sánchez, que me dio la oportunidad de ilustrar un artículo sobre “Guerreras, brujas, princesas. Roles femeninos en la literatura fantástica” que iba a publicar la revista Galaxia. Artículo que por otra parte, he estado buscando online y no lo encuentro (claro que tengo varias copias de la revista en casa, pero no es ese el tema).
Aquel artículo, me dio la oportunidad de darme a conocer dentro de una revista de literatura, y que en aquella época dirigía León Arsenal. Aquellas tres pequeñas ilustraciones a lápiz, dibujadas en los ratos que me quedaban en ratos libres de frío (estaba en Canadá) me abrieron más de una puerta.

Unos cuantos números (de la revista) más, y algo más de tiempo (y menos frío) para ilustrar otros relatos y cuentos, me dieron la oportunidad de trabar amistad con algunos escritores e ilustradores mucho mejores que yo, y que me apoyaron y enseñaron. Entre ellos Javier Negrete y León Arsenal.

Y así nacía la oportunidad de realizar la primera una portada “profesional” para una publicación. La ilustración, saldría en el número 14 de la Revista Galaxia y el tema era sobre el relato corto “El buque fantasma” de Richard Middleton.

No es una gran ilustración, pero siempre me ha gustado mucho, por la esencia que desprende y por ser mi “primera vez”.

El Buque Fantasma -Galaxia-14_2004 - pablouria.com