Rodaje "Seis Hermanas" foto de Pedro Valdezate

Hace ya un año. Un año entero (madre mía).

Tal día como hoy (más o menos… no me pidáis exactitud a estas alturas) me incorporaba a la grabación de “Seis Hermanas”, producción de Bambú Producciones para Tve1, y llegaba con cara de perdido, pero con muchas ganas.

No tenía muy claro donde me iba a meter (por no decir que no tenía ni… idea). Había trabajado en cine y en series de televisión de Prime Time (bah… semanales), pero nunca en una serie diaria y eso me daba un poco de reparo… (bueeeno, sinceramente, estaba un poco asustado… valeee… cagao).

Estaba acostumbrado a otros ritmos, no tenía claro si iba a ser capaz de seguir el ritmo (monstruoso) del rodaje que lleva una serie como esta, y mucho menos, llevar yo el ritmo. Pero una vez dada la oportunidad, solo quedaba hacerlo.

El equipo técnico y artístico de esta producción es de muy alto nivel en todos los departamentos. En este tiempo, he asistido a la transformación de un decorado en menos de 20 minutos de un despacho a una habitación (y con un gusto exquisito). He visto iluminar un decorado desde cero en menos de lo que se tarda en leer la secuencia (solo hay que ver el resultado). He visto planos imposibles grabados con el pulso más firme (¡Y enfocados, claro!) y sin siquiera un ensayo. He visto actuaciones que hacen arrancar un aplauso inesperado, por su calidad (y he visto llorar por el mismo motivo). He visto reescribir secuencias al vuelo en menos tiempo de lo que se tarda en preparar un café (soluble). He visto a un foto-fija sacar fotos, cuando parecía imposible sacarlas. Pero sobretodo, he visto a un equipo que casi es una familia, que día tras día da lo mejor de sí, a un ritmo frenético, y sin dejar de sonreír (bueno… un poco locos sí que están).

Puede que “Seis Hermanas” no tenga el share deseado (todo es discutible), pero es una serie de calidad dentro y fuera de la pantalla.

Pablo Uría Díez por Pedro ValdezateEsta año ha sido para mí un gran año de trabajo. No solo por el hecho en sí, que ya es importante con los tiempos que corren. He podido aprender, y crecer en un trabajo que me apasiona. He podido conocer a gente nueva y maravillosa (no lo reconoceré en plató… ¿vale?).

No puedo dejar de agradecer a quien me ofreció el trabajo, por la oportunidad, y a quién me lo dio.

Y tampoco puedo dejar de agradecer a l@s fans de la serie por verla, y por hacerme pasar buenos ratos en twitter. No dejéis de verla, que lo que viene va a ser espectacular.

Foto de Pedro Valdezate.